Cómo hacer magdalenas caseras esponjosas

Receta Magdalenas Caseras Esponjosas

Receta para conseguir unas Magdalenas Caseras muy esponjosas

Las magdalenas caseras son uno de los dulces tradicionales más populares y consumidos del país. Su inconfundible sabor, textura y forma convierten a estos dulces en un bocado irresistible y muy fácil de preparar en casa, y como no podía ser de otra forma, desde aquí defendemos el uso del aceite de oliva para hacer magdalenas tradicionales, y si usamos un aceite de oliva virgen extra de calidad como nuestro Aceite Maeva, las magdalenas ganarán muchísimo en sabor y textura . En el siguiente post os contamos los secretos sobre cómo hacer magdalenas caseras esponjosas.

Ingredientes para Magdalenas Caseras:

  • 3 huevos
  • 200 gr. de harina floja de repostería
  • 125 gr. de azúcar blanco
  • 50 ml. de leche entera
  • 100 ml. de Aceites Maeva de oliva virgen extra suave
  • ½ sobre de levadura química (8 gramos)
  • Moldes de silicona para magdalenas (opcional)
  • Moldes de papel rizado para magdalenas

Elaboración de Magdalenas Caseras

El primer paso para que nuestras magdalenas caseras salgan de 10, es preparar todos los ingredientes de forma organizada, así como los utensilios que vamos a emplear para su elaboración. Un buen consejo es que los ingredientes que utilizaremos para la receta se encuentren a temperatura ambiente, así evitaremos contrastes térmicos a la hora de batirlos y mezclarlos, evitando que nuestra masa se corte o quede con una textura desagradable (basta con dejar los ingredientes fuera de la nevera unos 30 minutos antes de empezar).

El gran secreto para que las magdalenas caseras queden esponjosas está en el aire que demos a la masa para facilitar que ésta crezca y suba, llenando su interior de pequeñas burbujas. Para ello tenemos que batir mucho y a gran velocidad. Comenzaremos batiendo los huevos en un bol grande con unas varillas, con movimientos rápidos y envolventes, procurando que nos quede el batido esponjoso y aireado.

Después añadimos la leche y el azúcar mientras seguimos batiendo y mezclando de la misma manera hasta que nuestra masa esté bien espesa y haya crecido en volumen.
Toca el turno de incorporar los ingredientes secos, harina, azúcar y levadura química, que vertemos despacio y lo vamos mezclando con el resto de ingredientes.

Una vez lista la masa, es recomendable taparla y dejarla en la nevera como mínimo 30 minutos, incluso podemos prepararla el día antes y dejarla toda la noche.

Por otro lado, conviene precalentar el horno al menos 30 minutos antes de introducir las magdalenas.

Como la masa de las magdalenas es bastante líquida y se expande mucho en el proceso de horneado,es importante utilizar moldes rígidos, ya que si sólo empleamos moldes de papel es probable que se nos deformen, así que lo mejor es introducirlas en una bandeja con cavidades especiales, o de moldes de silicona. Recuerda que a la hora de llenar los moldes con la masa, procuraremos repartir la masa dejando siempre un dedo de espacio en el molde.

Antes de meterlas en el horno, podemos añadir azúcar por encima para crear una costra dulce. Introduciremos los moldes a media altura, mejor sobre una rejilla si no usamos moldes individuales, y una vez cerrada la puerta del horno, podemos bajar la temperatura a 210ºC-200ºC (un punto esencial es no abrir la puerta durante el horneado, sólo cuando ya se acerque el tiempo final).

El modo aire suele ser el mejor para crear un horneado homogéneo, aunque depende de cada horno. En su defecto, calor arriba y abajo. Si conocemos los puntos negros de nuestro electrodoméstico, las zonas que más calientan, mucho mejor.

Un punto esencial es no abrir la puerta durante el horneado jamás, sólo cuando ya se acerque el tiempo final. Eso sí, a mí me fascina observar por el cristal cómo la masa va creciendo poco a poco mientras la cocina se llena de un aroma delicioso.

Pasados unos 13-15 minutos en el horno y tras asegurarnos de que las magdalenas caseras se han dorado bien por fuera, sacaremos los moldes con un guante de cocina y los dejaremos enfriar un poco antes de manipularlo. Las magdalenas podrán sacarse ya sin problemas, las dejaremos sobre una rejilla para que se enfríen por completo.

Powered by WordPress | Designed by: Free WP Themes. | Thanks to Best Free WordPress Themes, Find WordPress Themes Free and Free WP Themes