Muslitos de pollo en salsa

muslos de pollo en salsa

Una receta sencilla que hará chuparse los dedos a todo el que la pruebe.

Ingredientes para los muslitos de pollo en salsa
8 muslitos de pollo (sólo la parte final, sin el contramuslo)
Harina para rebozar
Aceite de oliva MAEVA
1 cebolla mediana/grande
1 diente de ajo
1 cucharada de perejil picado
1/2 kg de tomates maduros

Preparación de los muslitos de pollo en salsa
Limpiamos bien los muslitos de pollo. Los separamos del contramuslo. Si nos gustan con piel, les quitamos todas las plumitas (arrancamos las más grandes y, las más pequeñas y difíciles de arrancar, las quemamos hasta que no quede nada). Si nos gustan sin piel, se la quitamos directamente.

Una vez bien limpios, salamos ligetamente y rebozamos los muslitos en harina para rebozar y los freímos en abundante aceite de oliva.

Pelamos y limpiamos la cebolla, el ajo y los tomates. Cortamos en trozos de grosor según nuestro gusto la cebolla y los tomates pelados y sin pepitas (si así es como nos gustan).

En una olla o en una cazuela, cubrimos el fondo con aceite de oliva MAEVA, freímos un poco la cebolla (hasta que empiece a ablandarse pero sin dorarse), añadimos el diente de ajo, y le echamos el perejil y los tomates en trozos o trocitos. Añadimos sal y pimienta al gusto.

En este punto, podemos dejar las verduras en trozos, si así es como nos gusta la salsa, o podemos triturarlas con la batidora si preferimos la salsa con una textura más líquida.

A continuación, añadimos a la salsa (ya sea triturada o no) los muslitos de pollo y se deja cocer todo junto, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Si notamos que la salsa se está deshidratando demasiado o que se pega al fondo y/o los bordes de la cazuela, podemos agregar caldo de verduras o de pollo (de medio vaso en medio vaso, o de vaso en vaso dependiendo del ancho de la olla, así nos aseguraremos de no restarle espesor a la salsa).

Como acompañamiento de este plato, podemos hacer las típicas patatas fritas en abundante aceite de oliva, cortadas longitudinalmente o en daditos. Finalmente las añadimos alrededor de la carne, si la hemos preparado en una cazuela, o preparamos un lecho de patatas en una fuente y cubrimos en el centro con la carne y la salsa.

Powered by WordPress | Designed by: Free WP Themes. | Thanks to Best Free WordPress Themes, Find WordPress Themes Free and Free WP Themes